martes, 9 de septiembre de 2014

Domingo de Cadi-Moixero.

Había ganas, después de tres semanas en que el entreno se volvía más serio, carga, carga, carga, tocaba testarse, el ingrediente secreto de la Ultra Pirineu ya merodea por el estomago después de instalarse en la cabeza. 
Sin dudarlo aproveche la salida organizada por Ernest de Ashi-Sport. Una buena vuelta circular desde el Santuario de Paller (Bagá) subiendo al Niu del Aguila y Peñas Altas para bajar a San Jordi, Greixer y vuelta al Santuario, 35 Km. intensos, con desnivel (2732md+) y sin demasiado parón que me hacían falta completar para conseguir el extra de buenas sensaciones necesarios. 


Lo que pasa es que últimamente al enfrentarme a la aventura de preparar "algo gordo" la incertidumbre hace presencia, seguramente debido al tipo de entreno planificado, pues he variado el sistema de cargas en comparación a Emmona en busca de un poco de velocidad que me puede penalizar en resistencia, veremos.... el tema es que nadie, en momentos extremos se conoce perfectamente NADIE, lo puedes intuir, lo puedes esperar, pero las reacciones de cuerpo y mente frente a situaciones extremas siempre te la pueden jugar por mucho que te conozcas. Otra cosa diferente es saber mitigarlas, aprender a afrontarlas hasta el punto de sobrellevarlas y es ahí en ese punto, donde el entreno, las horas y el conocimiento te ayudaran en las posibles soluciones que seguro te pueden sacar de más de un apuro y sobre todo, en ocasiones de no abandonar tú reto. Hasta aquí los deberes hechos.


Silvia y Ernest (compañeros de equipo en Emmona) Javier, Tony, Ricardo y Jose una grupeta genial para una buena mañana de domingo por el Cadi-Moixero pasando por tres de los refugios de la Cavalls del Vent y parte del recorrido de la nueva Ultra Pirineu, disfrute máximo, charlas geniales, naturaleza y deporte, gran entreno.  
Sensaciones? buenas, mantener un buen ritmo con lo cansado que llego en la semana de máxima carga me da un par de puntos de positivismo pero me quitare uno porque no bajaba cómodo y por momentos me sentía muy "patoso" (tal vez aquí influyo el efecto " a ver si me rompo a dos semanas de la Ultra").
En fin, disfrute máximo en un entreno de mucha, mucha calidad, donde el día nos acompaño y nos volvió a dejar ver lo maravilloso que es el Cadí-Moixero, probar algo de nutrición y completar otra salida larga para testear la camiseta Ultra para Salomon, (en breve las review de material) pero sobre todo saber que sigo siendo buen sufridor, y que no llegaré tan mal como creía. 

Un abrazo, seguimos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario